Our Recent Posts

Tags

Síntomas de envenenamiento en perros

Hoy en día es necesario conocer cuáles son los síntomas de envenenamiento en perros para saber cómo actuar en el caso de que esto suceda. Cuando tomamos la decisión de tener un perro sabemos la responsabilidad que ello conlleva. El perro se convierte en un miembro más de la familia recibiendo todos los cuidados que necesita. Si el animal se envenena con alguna sustancia puede tener problemas de salud muy graves.

Actualmente sigue habiendo un gran número de casos de envenenamiento en perros. La mayoría suceden por descuido, pero también hay un gran número de casos causados por personas. Cuando un perro sale a pasear olfatea todo lo que ve a su paso. En muchos lugares colocan veneno para roedores en los bajos de los edificios. Si el perro roza con sus mucosas estas sustancias puede intoxicarse gravemente.

Una manera de proteger a nuestro perro es manteniendo las cosas que pueden contener sustancias tóxicas fuera de su alcance. Los perros pasan muchas horas solos en casa y acuden a cualquier olor que les llame la atención. Si encuentran productos peligrosos a su alcance pueden acceder a ellos y ahí surge el problema.

Es aconsejable guardar todos los productos de limpieza en un armario bien cerrado. Así como los medicamentos y las sustancias que puedan resultar nocivas para nuestros animales. También hay que evitar que el perro olfatee zonas en las que pueda encontrar insecticidas o fertilizantes. De este modo se podrán evitar situaciones de peligro con nuestros animales.

Cómo se envenena un perro

Cuando un perro sufre un envenenamiento puede ser provocado por diferentes sustancias. Puede ser con productos que podemos encontrar dentro de nuestra propia casa o sustancias tóxicas que se encuentran en la calle.

Un perro se puede envenenar con algunas sustancias comunes en nuestros hogares. Algunos productos de limpieza, insecticidas o medicamentos contienen sustancias que pueden ser muy nocivas para los animales.

Los perros se pueden envenenar con productos que encuentran en la calle, además de las sustancias tóxicas que pueden encontrar en nuestro hogar. Existen algunos productos para el mantenimiento de jardines que pueden resultar mortales para las mascotas. También hay raticidas que se encuentran en los bajos de los edificios y son muy perjudiciales para ellos.

perro envenenado

El perro se puede envenenar con productos comunes en nuestros hogares

Hay tres formas por las que un perro puede sufrir un envenenamiento:

  • Por vía respiratoria: se produce cuando el perro inhala la sustancia tóxica a través de las vías respiratorias y los pulmones. Los tóxicos entran al organismo a través de la absorción que realiza el organismo por el aire.

  • Por vía oral: cuando el perro ingiere una sustancia tóxica por vía oral. También sucede cuando la sustancia tóxica entra en contacto con las mucosas del animal.

  • Por vía cutánea: de este modo las sustancias tóxicas entran en el organismo a través del contacto que se produce con la piel.

Una intoxicación por cualquiera de estas tres formas puede generar efectos muy negativos sobre la salud del perro. Es muy importante observar al animal ante cualquier reacción diferente a la habitual. En caso de notar algo extraño se debe acudir al veterinario de inmediato. La rapidez a la hora de actuar en estos casos puede salvar la vida del perro.

Productos que pueden causar envenenamiento

Podemos encontrar sustancias tóxicas en multitud de productos de uso diario en nuestras casas. En estos casos, las mascotas están expuestas a estos tóxicos de manera frecuente, siendo muy fácil su ingesta sin que nos demos cuenta.

Entre los productos más habituales vamos a destacar los más comunes:

  • Medicamentos para humanos: la mayoría de medicamentos que utilizamos a diario para quitar un dolor de cabeza o una mala digestión pueden resultar tóxicos para los perros. El paracetamol o el jarabe para la tos contienen sustancias muy nocivas para el animal.

  • Alimentos humanos: hay algunos alimentos que resultan nocivos para los perros. Ciertos alimentos que consumimos a diario pueden resultar muy nocivos. Estos alimentos contienen sustancias que para ellos son tóxicas. El organismo de los perros no tolera los alimentos como el nuestro, por tanto debemos cuidar que comen. Entre los alimentos más tóxicos se encuentran el aguacate, las uvas o el xilitol.

  • Setas venenosas: existen algunos hongos que pueden resultar mortales para los perros. Cuando nos encontremos en plena naturaleza debemos vigilar a nuestras mascotas, ya que los hongos pueden resultar muy llamativos para ellos.

  • Alcohol: este producto es muy tóxico para los animales.

  • Plantas venenosas: muchos perros se acercan a las plantas para comérselas y esta acción puede resultar muy peligrosa. Algunas plantas son venenosas y otras pueden estar rociadas con fertilizantes tóxicos. Es mejor que evitemos que el perro coma plantas si no las conocemos.

  • Pinturas y baterías de coche: contienen plomo y esto es totalmente nocivo para los animales.

  • Productos de limpieza: son muy venenosos y su ingesta puede llegar a causar la muerte.

  • Insectos y animales venenosos: la ingesta de una serpiente puede provocar un envenenamiento severo en el perro. Estos animales llevan un veneno muy potente en su organismo, son animales muy venenosos si se ingieren.

medicinas

Los medicamentos habituales para las personas contienen tóxicos para los animales

Sustancias tóxicas más comunes

A continuación vamos a elaborar una lista con algunas de las sustancias venenosas más frecuentes. También indicaremos algunos de los síntomas de envenenamiento derivados de su ingesta.Las sustancias que detallamos se pueden encontrar en diferentes productos insecticidas. También se encuentran en los rodenticidas y en los cebos para pequeños animales.Algunas de estas sustancias se encuentran en los fármacos habituales para personas. Es muy importante llevar mucho cuidado a la hora de colocar las medicinas para evitar posibles intoxicaciones.

Antiinflamatorios no esteroides: las manifestaciones más frecuentes son vómitos, diarrea, depresión o hematemesis (vómitos con sangre). Si se produce una ingesta mayor puede generar insuficiencia renal aguda, depresión del sistema nervioso central, convulsiones y hasta inducción al coma.

Aciclovir: produce vómitos, diarrea, letargia o anorexia.

Raticidas: cuando un perro ingiere estas sustancias, se puede adivinar por el estado de sus ojos. Estos tóxicos producen una hemorragia subconjuntival unilateral o bilateral con dolor orbital. También se produce una palidez en las mucosas, tos o letargia.

Catecolaminas: la intoxicación del perro por esta sustancia puede provocar taquipnea (aumento de la respiración bruscamente). Se puede dar taquicardia o ataxia (dificultad a la hora de coordinar los movimientos).

Cebos para caracoles: cuando el perro presenta dolor abdominal y gastroenteritis hemorrágica puede haber tomado este tóxico.

Sulfonamidas: esta sustancia provoca fiebre o atropatía (afección de una art